Ir arriba

galle.jpeg

Contenido
Historia de Galle 
Los imprescindibles de Galle

Galle tiene una larga historia que se remonta a la antigüedad. Su ubicación estratégica en la costa hizo que fuera un importante puerto comercial desde el tiempo de los romanos y griegos. Durante siglos, Galle atrajo a comerciantes de China, Persia, Arabia e India, lo que contribuyó a su riqueza y diversidad cultural.

Galle

Información de reserva

Este destino aparece en 3 de nuestros circuitos:

También te ofrecemos la posibilidad de realizar un viaje a medida incluyendo este destino.

Historia de Galle

Galle se encuentra ubicada en la costa suroeste de Sri Lanka, a orillas del océano Índico. Esta ciudad costera está en la provincia meridional de Sri Lanka, conocida como la Provincia del Sur. Galle es la ciudad más grande y capital de dicha provincia y es conocida por su hermoso puerto natural y su impresionante patrimonio colonial, que incluye el famoso Fuerte de Galle.

El momento más significativo en la historia de Galle llegó con la llegada de los europeos. Los portugueses fueron los primeros en establecer un fuerte en Galle en el siglo XVI, seguidos por los holandeses en el siglo XVII, quienes fortificaron la ciudad y la convirtieron en una base comercial clave en la región.

La huella holandesa es aún evidente en Galle hoy en día. El Fuerte de Galle, una impresionante fortaleza construida por los holandeses, es un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y una atracción icónica. Sus murallas, calles adoquinadas y edificios coloniales dan testimonio de la época en que Galle era un próspero centro comercial y administrativo de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales.

En el siglo XVIII, Galle cayó bajo el dominio británico y continuó siendo un importante centro de comercio y administración colonial. Tras la independencia de Sri Lanka en 1948, Galle mantuvo su importancia económica y cultural.

La historia de Galle también incluye momentos trágicos recientes. En 2004, la ciudad sufrió el impacto del devastador tsunami del océano Índico, que causó una gran destrucción. Sin embargo, la ciudad se ha recuperado y ha restaurado gran parte de su patrimonio histórico.

Hoy en día, Galle es famosa por su belleza colonial, su vibrante escena cultural y su posición como uno de los destinos turísticos más populares de Sri Lanka. 

Los imprescindibles de Galle

  • Fuerte de Galle (Galle Fort): El Fuerte de Galle, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es una joya histórica que encapsula la rica herencia colonial de Sri Lanka. Rodeado de impresionantes murallas, este fuerte del siglo XVII en Galle, Sri Lanka, te transporta atrás en el tiempo. Sus calles adoquinadas, arquitectura neerlandesa bien preservada y edificios coloniales albergan una comunidad vibrante. Desde las murallas, disfruta de impresionantes vistas al océano y sumérgete en su atmósfera encantadora que mezcla el pasado colonial con la vida moderna. 

  • Museo Marítimo Nacional de Galle: Este museo cautiva a los visitantes con una impresionante colección de artefactos navales, modelos de barcos antiguos y exposiciones interactivas que narran historias de navegantes y comerciantes a lo largo de los siglos. Los visitantes pueden explorar el mundo de la navegación, aprender sobre las rutas comerciales históricas y maravillarse ante los tesoros rescatados de naufragios

  • Farol de Galle (Galle Lighthouse): Ubicado dentro del Fuerte de Galle, es un faro histórico que brinda vistas panorámicas impresionantes del océano Índico y sus alrededores. Este faro, con una historia que se remonta al siglo XIX, es un hito icónico que se alza majestuosamente sobre las antiguas murallas del fuerte. Los visitantes pueden ascender a su plataforma de observación y disfrutar de espectaculares vistas del mar, las murallas del fuerte y la ciudad de Galle.

  • Mezquita de Meera: La mezquita, una joya arquitectónica en el corazón del Fuerte de Galle, es un ejemplo impresionante de la diversidad cultural de la ciudad. Construida en 1904, esta mezquita combina elementos de la arquitectura islámica y la influencia colonial para crear una estructura única y hermosa. Su intrincado diseño, con elegantes arcos y detalles decorativos, es un testimonio de la armonía religiosa que ha caracterizado a Galle durante siglos.

  • Iglesia de San Esteban (St. Stephen's Church): La Iglesia de San Esteban, una de las iglesias anglicanas más antiguas de Sri Lanka, es un tesoro arquitectónico y un hito histórico en el corazón del Fuerte de Galle. Construida en el siglo XIX, esta iglesia colonial presenta una arquitectura encantadora, con una elegante fachada blanca y detalles de estilo gótico. En su interior, los visitantes pueden admirar cristaleras coloridas y un ambiente sereno. Además de su belleza arquitectónica, la Iglesia de San Esteban alberga un cementerio histórico con tumbas que datan de la época colonial, lo que agrega una dimensión adicional a su importancia histórica.

  • Playas de Galle: Las playas de Galle, como Unawatuna y Jungle Beach, son auténticos paraísos tropicales que capturan la esencia de la costa sur de Sri Lanka. Con aguas cristalinas y arena dorada, estas playas ofrecen un entorno perfecto para relajarse y disfrutar del sol. Unawatuna es famosa por su vibrante vida nocturna y actividades acuáticas, mientras que Jungle Beach, un rincón más remoto, brinda un ambiente tranquilo y natural rodeado de exuberante vegetación. Ya sea para nadar, bucear, hacer snorkel o simplemente descansar en la orilla, las playas de Galle son un refugio perfecto que se puede incluir en vuestro itinerario de viaje en Sri Lanka.

  • Fuerte de Rumassala: Este fuerte está ubicado en la colina de Rumassala y es un lugar histórico que ofrece vistas espectaculares de la costa y la exuberante selva tropical circundante. Además de sus atractivas vistas, el fuerte tiene un toque de misterio, ya que se cree que es el lugar de origen del legendario monte "Sanhinda," mencionado en los epopeyas del Ramayana. Los visitantes pueden explorar las antiguas estructuras en ruinas y disfrutar de un tranquilo paseo por la colina. 

  • Templo de Sri Sudharmalaya: Este templo es un tesoro único que combina elementos de la arquitectura budista y la influencia colonial. Construido en el siglo XIX, este templo budista presenta una arquitectura distintiva con una serie de arcos y pilares que recuerdan a la arquitectura colonial. En su interior, alberga una gran estatua de Buda que irradia serenidad y espiritualidad. Este lugar de culto es un ejemplo de la coexistencia pacífica de diferentes religiones y culturas en Galle a lo largo de la historia.

  • Calle de las Especias (Spice Street): Esta pintoresca calle está repleta de tiendas que venden una variedad de especias frescas y productos locales. Aquí puedes encontrar desde canela y cardamomo hasta pimienta negra y curry en polvo, todos con fragancias intensas y colores vibrantes. Los comerciantes te invitarán a explorar sus tesoros culinarios y a aprender sobre la importancia de las especias en la cocina de Sri Lanka.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra página web, por motivos de seguridad, análisis de tráfico y para obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.