Gestionar cookies
Ir arriba

lago-de-kandyjpg.jpg

Contenido
Historia de Kandy 
Que ver en Kandy 
Los imprescindibles de Kandy

Kandy es una de las más importantes ciudades de Sri Lanka. Situada en la Provincia Central del país. Es la segunda ciudad más grande del país después de Colombo. Fue la última capital en la época de los antiguos reyes de Sri Lanka y se ha convertido en el epicentro cultural y religioso del país. La ciudad se encuentra en medio de las colinas de la meseta de Kandy, que atraviesa una zona de plantaciones tropicales, principalmente de té. Kandy alberga el Templo de la Reliquia del Diente (Sri Dalada Maligawa), uno de los lugares de culto más sagrados del mundo budista. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

Kandy

Información de reserva

Este destino aparece en 6 de nuestros circuitos:

También te ofrecemos la posibilidad de realizar un viaje a medida incluyendo este destino.

La historia de Kandy

Los registros históricos sugieren que Kandy fue fundada por primera vez por Vikramabahu III (1357-1374 d.C.), monarca del reino de Gampola, al norte de la ciudad actual, y llamado entonces Senkadagalapura.

Sena Sammatha Wickramabahu (1473-1511) fue el primer rey del reino de Kandy. Pertenecía al linaje real de Kotte y gobernó Kandy como reino semiindependiente bajo el reino de Kotte, convirtiéndola en la nueva capital del reino de Kandy.

En 1592, Kandy se convirtió en la capital del último reino independiente que quedaba en la isla tras la conquista de las regiones costeras por los portugueses. Los portugueses repelieron varias invasiones, sobre todo en la campaña de Danture. Tras la guerra cingalés-portuguesa y el establecimiento del Ceilán holandés, los holandeses repelieron sus intentos de conquistar el reino. El reino toleraba la presencia holandesa en la costa de Sri Lanka, aunque ocasionalmente se lanzaban ataques.

Los holandeses mantuvieron el control de las zonas costeras hasta 1796, cuando Gran Bretaña se hizo con ellas (mientras Holanda estaba bajo control francés) debido a las cartas de Kew durante las guerras napoleónicas. La posesión británica de estas zonas se formalizó con el tratado de Amiens en 1802. Al año siguiente, los británicos también invadieron Kandy en lo que se conoció como la Primera Guerra de Kandy, pero fueron rechazados.

Como capital, Kandy se había convertido en el hogar de la reliquia del diente de Buda, que simboliza una tradición del siglo IV vinculada a la monarquía cingalesa, ya que el protector de la reliquia era el gobernante del país. De ahí que el Palacio Real y el Templo del Diente estuvieran situados muy cerca el uno del otro.
La última dinastía gobernante de Kandy fue la de los Nayaks. Kandy fue independiente hasta principios del siglo XIX. Durante el periodo británico en Sri Lanka, la historia de Kandy y su paisaje urbano experimentaron un cambio rápido y drástico, sobre todo tras la Rebelión de Uva.

Lo que hay que ver en la ciudad

En la orilla norte del lago, cerrada por un parapeto de piedra blanca de principios del siglo XIX, se encuentran los monumentos religiosos oficiales de la ciudad, entre ellos el Palacio Real y el Templo del Diente, conocido como Dalada Maligawa (daḷadā māligāva). Reconstruido en el siglo XVIII, el Dalanda Maligawa está edificado sobre una base de granito inspirada en los templos de la antigua capital de Sri Lanka, Anuradhapura. Una gran variedad de materiales (piedra caliza, mármol, madera esculpida, marfil, etc.) contribuyen a la riqueza de este templo. A lo largo y ancho de esta pequeña ciudad santa se pueden encontrar varios monasterios budistas recientes.

El conjunto monumental de Kandy es un ejemplo de construcción que asocia el Palacio Real y El Templo del Diente (Palacio de la reliquia del diente) es el lugar que alberga la Reliquia del diente de Buda. Originalmente formaba parte del complejo del Palacio Real del Reino de Kandyan y es uno de los lugares de culto y peregrinación más sagrados para los budistas de todo el mundo. Fue el último de una serie de templos construidos en los lugares donde se trasladó la reliquia, auténtico paladín de la monarquía cingalesa, tras los diversos traslados de la capital.

El Palacio de la Reliquia del Diente, el complejo palaciego y la ciudad santa de Kandy están asociados a la historia de la difusión del budismo. El templo es el producto de la última peregrinación de la reliquia del diente de Buda y el testimonio de una religión que se sigue practicando hoy en día.

El Palacio Real de Kandy es el último palacio real construido en la isla. Aunque sólo se conserva una parte del complejo palaciego original. El Templo del Diente formaba parte de este complejo, debido a la antigua tradición que establecía que el monarca es el protector de la reliquia a través de la cual gobierna la tierra. Hoy alberga el Museo Nacional de Kandy, que posee una amplia colección de artefactos tanto del reino de Kandy como del dominio colonial británico.

El templo de Lankatilaka está considerado uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura tradicional cingalesa. Construido sobre una roca, se accede al templo por una larga serie de escalones tallados en la roca. Un pasadizo arqueado de la casa de la imagen conduce a través de una mandapa (sala) al santuario interior, ricamente decorado con bellos diseños florales. Las dos paredes laterales y el techo están decorados con pinturas. En el santuario interior hay una colosal imagen sedente de Buda.

El diseño del templo de Gadaladeniya es de origen del sur de la India, con un Devale adjunto, de carácter similar al Natha Devale y al Gedige de Adahana Maluwa. La sala principal del santuario tiene una estatua de Buda sentado y restos de algunas pinturas del periodo Gampola.

Otros templos importantes de los alrededores de Kandy son Dodanwela Devale (santuario), Embakke Devale (santuario), el templo Galmaduwa Vihara, el templo Handagala Vihara, Lankatilaka Vihara, Medawala Vihara y Nalanda Gedige.

El Real Jardín Botánico de Peradeniya está situado a unos 5 km al oeste del centro de la ciudad, en Peradeniya, y lo visitan 2 millones de personas al año. Es el mayor jardín botánico de la isla, con 59 hectáreas de extensión y más de 4.000 especies de plantas. La cordillera Knuckles, en Kandy, es patrimonio mundial de la UNESCO. La cordillera de Alagalla, también llamada en inglés Potato Range, es famosa por sus rutas de senderismo. El Udawatta Kele (Bosque de Udawatta) es un santuario protegido situado en el corazón de la ciudad, justo al norte del Templo del Diente. Conocido como "Uda Wasala Watta" en cingalés, que significa "el jardín situado sobre el palacio real", fue designado reserva forestal en 1856 y se convirtió en santuario en 1938.

El Parque del Palacio Real, conocido como Parque Wace, es un pequeño parque que domina el lago de Kandy y la mayor parte de la ciudad. En el parque hay un cañón de campaña japonés que fue capturado por el 14º Ejército británico en Birmania durante la II Guerra Mundial y regalado a la ciudad de Kandy por Lord Mountbatten, Comandante Supremo Aliado del Teatro del Sudeste Asiático.

Lo imprescindible en Kandy

  • El festival of the tooth (Esala Perhera) organizado en julio o agosto en Kandy. Esta histórica procesión se celebra anualmente para rendir homenaje a la Sagrada Reliquia del Diente de Buda, que se encuentra en el Sri Dalada Maligawa de Kandy.
  • El Buda gigante de Kandy, también conocida como Bahiravokanda Vihara, se encuentra a lo alto de una colina, en Kandy. Las vistas desde la cima son panorámicas: desde allí observarás los lugares más relevantes de la ciudad, como el lago o el templo de Buda.
  • Ver un espectáculo de danza con bailes típicos de la región
  • Museo del Té de Ceilán se encuentra en la antigua Fábrica de Té de Hantana, a unos 3 km al sur de Kandy. Hantana fue una de las primeras zonas de la isla que se decidió a cultivar té.